martes, 18 de diciembre de 2012

Corazones que estallan como bombas de relojería




El texto que acompañaba a esta ilustración era:

"Amor con fecha de caducidad"
Reinventarse o quedarse tieso. Es lo que tiene vivir en un mundo líquido, donde las grandes verdades y las identidades inamovibles se disuelven como azucarillos, y nos vemos obligados a cambiar de trabajo, de país, de pareja... ¡hay que fluir!

Sería más adecuada una referencia a la salud del corazón, a punto de estallar, con un texto como:

"Corta ya"
Te apasionan las películas de acción. Te gusta ver al cachas de turno ante un explosivo con una cuenta atrás que se acerca peligrosamente al cero mientras el protagonista duda si el cable que debe desconectar es el verde o el azul. Pero en al vida real no hay duda. Corta ya con el colesterol o tu corazón tendrá un final de película... de las de llorar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada